A continuación, te damos algunos prácticos consejos para que comiences a inculcar buenos hábitos de higiene bucal es tus pequeños.


  • Cuidado de encías y primeras piezas dentales
    Puedes limpiar las encías y lengua con una gasita después de cada toma de lactancia para retirar los restos alimenticios que quedan alojados en el tejido gingival del bebé.
    Una vez que salen los primeros dientes, usa un dedal de silicona para limpiar con cuidado los dientes del bebé, de esta forma se acostumbran a que les puedan introducir los dedos en la boca, colaborando en su higiene bucal.


  • Cepillado de los dientes de leche
    Se debe usar un cepillo con cabezal pequeño y filamentos suaves, con mango que sea adecuado para su pequeña mano y permita que el adulto pueda guiarle para que aprenda a cepillar de forma adecuada tanto el exterior como el interior de los dientes, siguiendo siempre el mismo orden para no olvidarnos ninguna superficie.


  • Hacer del cepillado algo divertido
    Una buena idea para ayudar a los niños a superar el rechazo del cepillado dental es enseñarles a iniciar su rutina en una atmósfera entretenida. Puedes poner música educativa sobre cómo lavarse los dientes y comprarles una pasta dental especial para peques. Recuerda que el buen humor siempre es bien recibido y sentirse a gusto mientras hacen su rutina de cepillado dental les permitirá adquirir este buen hábito más fácilmente.


  • Evitar el consumo de dulces
    Una máxima a observar siempre: entre menos dulce, menos riesgo de caries. Si el niño presenta caries en un diente temporal, el riesgo de que el diente permanente resulte infectado aumenta considerablemente. Para evitar este triste escenario, puedes aprender a preparar alimentos bajos en azúcar que sean saludables y contribuyan además a una buena alimentación.


  • Renovar su cepillo dental cada 3-4 meses
    Los odontólogos recomiendan renovar el cepillo de dientes cada 3/4 meses, o bien cambiarlo si el niño ha superado alguna enfermedad (gripe, catarro, etc.). Cabe decir que esta recomendación también se hace para los adultos.


  • Acudir con el dentista periódicamente
    Los especialistas recomiendan visitar al dentista a partir del primer año de edad, y un mínimo de dos veces al año.


Siguiendo estos consejos de higiene bucal y visitando al dentista periódicamente, podremos prevenir posibles problemas dentales y mantener una correcta higiene bucal en los niños.